Silueta Bilingual Magazine


Silueta Bilingual Magazine

¡Focos que le Pagan a Usted!


Por Don Kulha
Traducción: Gustavo Arizmendi

¿Que tal si pudiera comprar un foco que le pagara a usted al usarlo, que disminuyera la contaminación de nuestro medio ambiente y que durara mucho más? ¿Verdad que suena atractivo? Bueno, nadie va a estirar la mano para poner dinero en la suya, pero si usted quisiera quedarse con el dinero que le da a la compañía de luz siga leyendo.

El foco de luz incandescente a existido en nuestra sociedad por muchos años. Ese vidrio de forma redonda que tiene dos palitos y un filamento de alambre entre ellos, se usa en millones de hogares y negocios. Son baratos, y abundantes, puede uno contar en su uso, desgraciadamente, son desperdiciadores de energía. Luces Fluorescentes han sido conocidas como más eficientes pero no hay sido populares en hogares. Un nuevo tipo de foco fluorescente a salido al mercado y se esta convirtiendo en el favorito, el Fluorescente compacto.

El Fluorescente Compacto o C.F. (Compact Fluorescent) soluciona muchos de los problemas que la gente ha tenido con la luz fluorescente normal. Estos CFs se pueden usar en los soquets existentes, así que no requieren instalaciones eléctricas especiales. Los mejores CFs tienen un buen balance de color así que no dan luz azul, que es común en los tubos fluorescentes. El parpadeo que es común en las luces fluorescentes también ha sido eliminado por medio de transformadores de alta frecuencia que están construidos en los CFs. La generación moderna de CFs han eliminado esas quejas y al mismo tiempo ha logrado retener alta eficiencia de energía, cosa que es común en la luz fluorescente. Un beneficio adicional es el ahorro a través de su larga vida de duración; por lo general 10,000 horas o más. Usted tendría que reemplazar 13 focos incandescentes de 750 horas (duración estimada) o 10 focos de 1000 horas (duración estimada) antes de que usted tuviera que cambiar u n CF. Donde los CFs verdaderamente brillan es en ahorrar energía. Comparados con los focos incandescentes de igual producción de luz, los CFs solo usan una cuarta parte de electricidad. Un CF usando 18 watts de electricidad tiene casi la misma producción de luz que un foco incandescente de 75 watts. Esto es un ahorro de 57 watts por cada hora de operación y los ahorros de energía se van sumando a través de la vida del foco.

Ahorrando energía tiene como resultado dólares en su bolsa que no son pagados a la compañía de luz. A través de una vida de 10,000 horas un CF de 18 watts le ahorraría 57 watts de energía por cada hora comparado a un foco incandescente de 75 watt s. Esto tiene como resultado 570,000 watts o 570 horas kilowatt. A un costo de 12 centavos por hora kilowatt esto es un ahorro de más de $68.00 en ahorro de energía solamente. Sumele a esta cantidad el costo de 10 focos incandescentes los cuales usted no hubiera comprado y quemado (además de el tiempo y molestia por cambiarlos) y usted habría hecho un ahorro de $73.00 con tan solo usar un CF. Todos estos resultados no son baratos, la mayoría de los CFs cuestan entre $15.00 y $20.00 cada uno. En mi área yo los encuentro con un precio entre $10.00 a $20.00 cada uno (algunos con rebajas, las cuales reducen el precio). Basandonos en el costo de $20.00 y en el ejemplo arriba mencionado, su ahorro por cada CF usado, llegaría a ser más de $50.00 El resultado en nuestra inversión por solo poner y usar un foco, no es nada mal!

Los CFs también tienen sus defectos. Algunos de ellos no funcionan muy bien a temperaturas bajas, en áreas calientes (como arriba de estufas) y en áreas comúnmente húmedas (como baños con regaderas). Los transformadores que están construidos en los CFs están estimados a cierto numero de "ciclos de arranque" así que deberán de ser usados en lugares donde van a ser usados por una hora o más y no en donde son prendidos por unos cuantos minutos. Quizá el único inconveniente que tiene mucha gente con los CFs es el precio. Puede ser difícil de creer que comprar un foco de luz que cuesta $15.00 pueda uno ahorrar dinero comparado con uno que solo cuesta .50 centavos o menos, pero como usted puede ver el verdadero costo de usar un foco de luz es en la energía que consume no en lo que usted paga por el foco.



Copyright © 1994 - 2017 Silueta Magazine™ All Rights Reserved (ISSN 1077-4718 Print version)
No part of this publication may be printed or otherwise reproduced without written permission of the publisher. Ninguna parte de esta publicación puede ser imprimida o reproducida sin permiso por escrito del publicador