Silueta Bilingual Magazine


Silueta Bilingual Magazine

Consejos Para Jardineros Principiantes de Hortalizas


Por Judy Brinkerhoff
Traducción: Gustavo Arizmendi

Tal vez, por muchas razones, usted ha hecho decidía en empezar una hortaliza. A lo mejor usted no sabe por donde empezar. Usted tal vez a visto una gran hortaliza orgánica de alguno de sus amigos, libre de malas hierbas, hermosamente cuidado, rebozando de vegetales, con un sistema de riego controlado por relojes de tiempo. Que timidez!

Usted puede cosechar tanto riquísimos vegetales como también una grata diversión de la mas pequeña de las hortalizas. Primero analice cuanta energía y tiempo le quiere dedicar a la hortaliza. Si sus planes son muy ambiciosos, usted se hundira antes de que pueda nadar. Las malas hierbas, las plagas, la tierra, el tiempo, son quehaceres de mantenimiento general que lo pueden agobiar, entonces ya no será divertido, y ultimadamente usted abandonara el proyecto.

Así que es mejor empezar con poquito y cuando asegure su éxito en ese nivel, entonces puede empezar una hortaliza más grande.

Escoja solo los vegetales que usted de veras quiere cosechar. Empiece con sus favoritos, los cuales saben muy bien crudos (como los jitomates). Rábanos, lechuga y frijoles son fáciles para principiantes. Consulte con amigos, vecinos, especialistas o busque jardineros con gran experiencia para pedirles consejos y sugerencias.

Decida si va a plantar semillas o va a usar transplantes. Transplantes son más fáciles... ¡alguien más ya ha hecho la parte que requiere paciencia! Sin embargo, algunos vegetales, como las zanahorias, las remolachas y los rábanos, necesitan ser plantados a través de semillas. La mayoría de los vegetales pueden ser adquiridos como transplantes. Estos incluyen tomates, pimientos, pepinos, cebollas, espinacas, brocolis, coliflores, lechugas, chícharos, frijoles y maíz. Si usted decide empezar sus propios transplantes a través de semillas en recipientes pequeños, usted tendrá que hacer investigación adicional. Es divertido, pero yo recomiendo empezar con transplantes.

Escoja un lugar que este cerca de su casa y tenga buen desagüe. Hagase la vida fácil. La hortaliza es proyecto de alto mantenimiento, así que usted necesita disminuir los viajes de ida y regreso. Si la hortaliza no se encuentra cerca, usted no la va a mantener y la plantación se desperdiciara.

Escoja un lugar pequeño y asoleado. Pequeño porque usted debería de empezar con poquito, asoleado porque la mayoría de los vegetales necesitan un día entero de sol, especialmente las cosechas que producen fruto, (pimientos, tomates, maíz). Las cosechas que producen hojas o raíces pueden soportar sombra parte del día.

Cercas... Si en la área donde vive existen perros, gatos o niños, usted necesitara proteger su hortaliza. Para la mayoría de nosotros que nos encontramos en las áreas de afuera de las ciudad, los venados son nuestra preocupación, como lo son también los mapaches, las ardillas, y los zorrillos. Para esos de ustedes que ya tienen una hortaliza con cerca, o que tienen patios cerrados, ustedes tienen ventaja en tener una hortaliza libre de plagas. Sin embargo, poner cercas, no le ayudara con l os topos y gopher (roedor semejante a la ardilla). Si llegan a crear una campo de guerra de su propiedad, pueden ustedes considerar varios planos levantados con tela de alambre debajo de ellas.

Las herramientas que usted necesitara son simples. Un buen tenedor de jardinero, pala, limpiahojas de metal (rake), llana (cuchara de albañil) y guantes le ayudaran a empezar. Una carretilla le ayudara a mover cosas. Alguna clase de equipo de riego, por supuesto, es esencial. Una manguera y rociadores (sprinklers) trabajaran bien, especialmente para su primer hortaliza. Cosechas de raíz-honda, como los tomates, pueden ser regados manualmente. No invierta en un sistema de riego ni siquiera invierta en una carretilla hasta no estar seguro de que plantar una hortaliza es para usted.

Como lo llegan a hacen los jardineros que tienen bastante experiencia, usted nunca parara de maravillarse al pensar que una semilla o una planta chiquita puede dar como fruto una calabaza dorada, unos deliciosos chícharos verdes, una zanahoria anaranjada o un jugoso tomate.



Copyright © 1994 - 2013 Silueta Magazine™ All Rights Reserved (ISSN 1077-4718 Print version)
No part of this publication may be printed or otherwise reproduced without written permission of the publisher. Ninguna parte de esta publicación puede ser imprimida o reproducida sin permiso por escrito del publicador